domingo, 23 de enero de 2011

Una amiga...

Será por el frío, será por el momento, será por lo que sea, pero una llamada telefónica de "cóma vas" puede hacerte sonreir y echar una lágrima de seguido.

Nada mejor como una de esas amigas que en principio no deberían serlo pero con las que te encuentras en casa, comprendida y querida para sentir, sentirte bien.

Alguien con quien te llevas muchos años, que te conoce desde pequeña y, en principio sin mucho qué ver en la forma de vida... Pero surge un descubrimiento mutuo cuando llega la edad adulta. Alguien que bien podría ser una hermana mayor pero sin la crítica que a veces ejercemos las hermanas mayores.

Alguien que te quiere incondicionalmente y que te lo demuestra siempre. Y así será, nos separen 400 km o 4000.

1 comentario:

morenica dijo...

asi son los mejores amigos. te pueden hacer feliz dondequiera que cerca o lejos de ti

Publicar un comentario